martes, septiembre 22, 2015

Dispongo de una llave que se atasca en la cerradura



Dispongo de una llave que se atasca en la cerradura
siempre
una maceta frondosa de suculentas
un bote con cucharas y espátulas de madera
que verdea hacia los miércoles
dos botellas de gaseosa
una de fanta de litro
una sarten mini con forma de corazón
(para hacer huevos cardíacos)
una lámpara que languidece la última semana de cada mes
seis recovecos con tesoros inadmisibles
una ausencia bien
clavada en el hoyo de las agujas
palabras en la nevera
fruta del destiempo
y  muchos envases
caducados
como
yo.

2 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Dispones de curiosos tesoros.
Me encanta tu poema.


Nená

MASAZUCRA dijo...

Gracias por tu poema, sin esperármelo, ha resultado ser buen agua para refrescarme en este nuevo amanecer poético que ha tomado, por la fuerza, mi horizonte.