domingo, febrero 01, 2009

Cloro al clero


Un viejo y querido amigo me escribe para contarme que utilizó reciente una de mis frases “lo bonita que era la costumbre tan española de quemar iglesias”, resulta que va y se lo dice a alguién que iba a registrar un contrato para restaurar las vidrieras de la catedral..., vaya ojo.

Todo esto me ha puesto a dar vueltas a la cabeza

La verdad es que pensándolo ahora, la relación que ha tenido la iglesia católica con el pueblo, la gente durante 1700 años ha sido para dejar un resquemor general, unas ganas incontenibles de quemar la iglesia, por lo que de poder absoluto (económico, politico, social y moral) suponía.

Ahora está empezando a dejar de tener esa supremacía y les sienta muy mal, se revuelven y ahora que admiramos el arte tal vez a quien habría que quemar sería a Rouco.

Pero como hay que ser globales, no me importa decir que los "ministros" de todas las religiones son parecidos, mandan en todo, si pueden viven de todos, y si les dejas imponen todo, de los ayatolás, a los lamas, pasando por los verborreicos evangelistas, y siguiendo por todas las sectas, contrasectas y no voy a volver a olvidarme de nuestro clero, para el que también ideé la frase que encabeza el post Cloro al clero, ahora amplificada a toda clase de clero, sin importar raza, latitud o longuitud, por cierto tampoco importa el género.

Ya puestos voy a comentar la cosa del autobús ateo, pues hombre el plantar cara a la supremacía creyente está bien, pero ser tan respetuosos con el “probablemente” pues parece cosa de meapilas, lo siento.



6 comentarios:

kokotera dijo...

Pues a mí la frase tuya que me gusta es esa de "Gracias a todos los que habéis venido, y gracias también a los que no han venido, porque así no hemos tenido que aguantarlos".

Mari Noticias dijo...

Vale, cloro al clero. Pero a las iglesias que las dejen en paz, que son muy monas.

Narciso el valvulista dijo...

Vale, vale, eso ya lo pone en lo escrito. Además lo corroboró después del post de Crucifijos, desamortizaciones, con esa preciosa iglesia reconvertida en librería.
Salud

almanaque dijo...

No me digas que lo de "cloro al clero" es tuyo, ¿pero no era de Ataulfo?

Narciso el valvulista dijo...

Bueno, creo que es una invención múltiple en numerosos lugares del mundo, pero en nuestro pueblo creo qeu fuí el primero, pero da igual. Lo de Ataulfo era Curas y monjas a trabajar.

Salud

Anónimo dijo...

Oye niño, que yo ya veía pintadas de cloro al clero en los setenta frente a un convento de monjas muy cerca de la catedral de León... Y a Mari Noticias la digo que sobre gustos no hay nada escrito. La única iglesia debería estar en el interior de cada uno de nosotros, pero a nadie le enseñan eso. La religión siempre será un sistema de relación oprimido-opresor en el que algunos masocas venden su primogenitura por una falsa seguridad psicológica en un más allá.