martes, febrero 17, 2009

En tus manos encomiendo mi espíritu, Hank






recital de poesía


pleno mediodía
un pequeño recinto universitario cercano a la playa
sobrio
el sudor me cae rodando por los brazos
una gota de sudor sobre la mesa
la quito con el dedo
sangre dinero sangre dinero
dios mío deben de creer que me gusta esto como a los otros
pero es por el pan y la cerveza y el alquiler
sangre dinero
estoy tenso fatal me encuentro mal
pobre gente lo estoy haciendo fatal lo estoy haciendo fatal

una mujer se levanta
se va
cierra de un portazo

un poema indecente
alguien me dijo que no leyera poemas indecentes
aquí

es demasiado tarde

mis ojos no ven algunos versos
me los salto
desesperado temblorso
fatal

no pueden oírme
y yo digo
renuncio: esto ha sido todo; estoy
acabado,

y más tarde en mi cuarto
hay whiskey y cerveza:
la sangre de los cobardes

éste será pues
mi destino:
rebuscar unos centavos en minúsculas salas oscuras
leyendo poemas de los que hace tiempo que estoy
harto

y yo que pensaba
que los hombres que conducían autobuses
o limpiaban letrinas
o mataban a otros hombres en callejones estaban
locos.

BUKOWSKI

2 comentarios:

kokotera dijo...

muy bien encomendadas, sí señor. El recital estuvo estupendo y tú más. MUAKSS

Rq dijo...

...
chico, el aire y la luz y el tiempo y el espacio
no tienen nada que ver
y no crean nada
excepto quizá una vida más larga que te permita
encontrar más
excusas.
C.B.

Me interesas pq no pones excusas.