miércoles, marzo 16, 2011

Esperanza de vida.




Esperanza de vida


Unas vidas se agotan casi antes de comenzar
otras van tan deprisa
que uno casi
no se entera de su fin.

Algunas esperanzas no tienen vida
muchas vidas no tienen esperanza.

El color de las recetas
alarga la monocronomía
de algunas vidas.

Hay aparatos ortopédicos del alma
que ayudan
a
dilatar la cosa
a que dure
como las pilas del conejito.

Hay vidas que se apagan
hay vidas que se arrastran
hay vidas
que no sabemos
que hacen aquí.

Hay vidas que se fueron
pero están
tan cerca
que su aliento a veces te roza la nuca.



*. No me gusta explicar. Sólo que sigo vivo, que me he revisado una vez más, y que después de haber podido morir al menos en dos ocasiones, yo sigo. Otros no. Y he visto a muchos, muchos que se arrastran y me he preguntado por qué. No lo sé, pero la esperanza de vida sigue aumentando...y lo venden como positivo.

6 comentarios:

Luis Romero dijo...

Me gusta mucho Felipe..."....Su aliento te roza la nuca..."
Pedazo de poeta...de Hombre.

as.tarte dijo...

El ensayo en fase III del fármaco dejameacabartranquilo , demostró el efecto positivo sobre el grupo de pacientes tratados, consolidándose como una esperanza real de morir en paz para estos pacientes .Fruto de estos buenos resultados, los investigadores decidieron administrar el tratamiento al resto de pacientes que formaban parte el estudio..
Y que me perdone la industria farmáceutica....
Muchos abrazos y besos Zapi´,interesante tu" Esperanza de vida"
Carmen

carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Luis Moreno-Ruiz dijo...

Como bien dices, hay aparatos ortopédicos del alma.
Respeto mucho a quienes los utilizan. Ni me atrevo a decirles que la vida, así, es más fea que el escaparate de una ortopedia. Porque seguramente eso será mentira, otra idéntica ilusión ortopédica.
JL

elisa dijo...

Esperanza es lo que me mantuvo, esperanza he de recuperar.
Reconozco tus palabras.
Me gusta mucho Felipe Zapico.

Anónimo dijo...

Ojala su aliento rozase mi nuca,aunque fuese un aliento fétido.
curiosear en noches de insomnio es un verdadero placer, tienes tanto y tan variopinto ...que me pierdo entre todo ello...besos.